• October 4, 2023
  • Delci Jackeline Carvajal
  • 0
Por | Jackeline Carvajal
CEO y Columnista destacada En  el lente TV
10/3/2023  6:00:50 PM

 


 En un sorprendente giro de los acontecimientos, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos ha destituido a Kevin McCarthy de su posición como presidente del cuerpo legislativo, desencadenando un punto de inflexión en la política estadounidense. Lo que lo hace aún más notable es que esta histórica acción fue impulsada por miembros de su propio partido, los republicanos.

US Capitol closeup in details, Washington DC

El martes pasado, la Cámara de Representantes tomó una decisión trascendental al remover a Kevin McCarthy de la presidencia del órgano legislativo. Este dramático giro político se produjo después de que miembros del Partido Republicano presentaran una moción que culminó con una votación de 216 a favor y 210 en contra, consolidando la destitución de McCarthy.

La iniciativa de destitución fue presentada por el representante Matt Gaetz de Florida, quien forzó una votación sobre el destino de McCarthy el lunes por la noche. Lo que siguió fue una extensa discusión en la Cámara de Representantes que duró una hora, donde miembros de ambos partidos expresaron sus opiniones sobre la destitución de McCarthy. En un hecho inusual, McCarthy, hasta entonces tercero en la línea de sucesión a la Casa Blanca, permaneció en silencio en la segunda fila de sillas de la Cámara Baja.

Para que la destitución se llevara a cabo, se requería una mayoría simple en la Cámara de 435 miembros. Los 216 votos a favor de la destitución representaron un punto de quiebre en la política interna de los republicanos, quienes mantienen el control de la Cámara con una mayoría de 221 a 212 sobre los demócratas de la oposición.

Esta audaz medida para destituir a McCarthy revela las profundas divisiones que han afectado a la mayoría republicana en la Cámara de Representantes a lo largo del año. McCarthy asumió la presidencia de la Cámara en enero de 2023 y, a pesar de enfrentar tensiones y críticas en su liderazgo, hasta ese momento, solo un puñado de republicanos de la derecha radical habían mostrado disposición a votar en su contra.

La moción de destitución presentada por Gaetz cobró impulso después de que McCarthy buscara el respaldo de los demócratas para obtener los votos necesarios para mantener financiado al gobierno federal. Esto generó controversia y descontento dentro de su propio partido.

Los críticos conservadores de McCarthy habían estado presionando para su destitución desde el inicio de la legislatura, negándole votos y obstaculizando sus planes. En su discurso en el piso de la Casa, McCarthy acusó a su propio partido de ser “caos” y cuestionó su confiabilidad.

La remoción de Kevin McCarthy marca un hito en la política estadounidense y tendrá repercusiones de largo alcance en la dinámica política en el Congreso. Esta acción pone de manifiesto las tensiones internas dentro del Partido Republicano y plantea interrogantes sobre el futuro liderazgo en la Cámara de Representantes y su influencia en la toma de decisiones clave en el país.


Agenda tu cita : Tel (203) 939 9666

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

EnglishPortugueseSpanish