En un capítulo trascendental de la migración, más de cien migrantes irregulares fueron repatriados directamente desde Estados Unidos a Venezuela en un vuelo chárter, marcando un hito al ser el primero de su tipo desde la suspensión de la transportación aérea en 2019.

Los migrantes venezolanos deportados abordaron el avión en Harlingen, Texas, despegando cerca de las 9:37 de la mañana, hora local. Tras una breve escala en Miami para reabastecerse de combustible, la aeronave se dirigió hacia Caracas.

La llegada del vuelo al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en Maiquetía, a las 4:26 de la tarde, hora local, fue recibida por autoridades venezolanas, incluyendo el Servicio Bolivariano de Inteligencia, la Policía Nacional y la Guardia Nacional.

En las primeras horas de la madrugada, aún en suelo estadounidense, unos 130 venezolanos fueron trasladados al aeropuerto en tres autobuses blancos, mayormente compuestos por hombres y mujeres solteros, sin la presencia de familias en este primer grupo.

A pesar de que los migrantes permanecieron esposados de manos y pies durante su transporte en los autobuses y el abordaje, una vez dentro del avión, las esposas les fueron retiradas y se les proporcionaron alimentos.

Jason Owens, jefe de la Patrulla Fronteriza de EEUU, explicó:

“Estas son personas que provinieron de Venezuela, cruzaron nuestro país de manera irregular y ahora están siendo repatriadas a Venezuela”.

Las autoridades estadounidenses se han comprometido a incrementar la cantidad de vuelos de repatriación realizados semanalmente y han instado a los migrantes a emplear los canales legales de migración. Owens subrayó: “Si cruza irregularmente a nuestro país, esto es lo que tenemos en mente para usted. Si cruza fuera de los puntos de entrada, está incumpliendo nuestras leyes y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para repatriarlo a su país en estos vuelos”.

A principios de octubre, se llegó a un acuerdo entre Washington y el gobierno de Nicolás Maduro para la “repatriación directa” de venezolanos que cruzaron de manera irregular a EEUU después del 31 de julio y que no tienen base legal para permanecer en ese país.

De acuerdo con datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), entre octubre de 2022 y agosto de este año, se contabilizaron un total de 199,511 encuentros con migrantes venezolanos en la frontera suroeste.

Los vuelos directos a Venezuela desde EEUU se habían suspendido en 2019 debido a la paralización del tráfico aéreo ordenada por la administración de Donald Trump en el contexto de las sanciones contra el gobierno de Maduro. Hasta ese momento, algunos migrantes irregulares eran devueltos a un tercer país, como México.

El pasado viernes, el Departamento de Transporte de EEUU (DOT) autorizó a “ciertas aerolíneas” estadounidenses a realizar vuelos “chárter” de repatriación de ciudadanos venezolanos con órdenes de deportación desde EEUU a Venezuela.


Agenda tu cita : Tel (203) 939 9666

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

EnglishPortugueseSpanish