• December 2, 2023
  • Delci Jackeline Carvajal
  • 0
Por | Jackeline Carvajal
CEO y Columnista destacada En el lente TV
12/02/2023  20:00:00 PM

El avance imparable de la inteligencia artificial ha revolucionado la forma en que realizamos tareas cotidianas y laborales. Sin embargo, con su integración en el ámbito laboral, surgen preocupaciones significativas sobre el futuro del empleo en el mundo. Expertos como Naum Kliksberg, psicólogo y sociólogo, advierten sobre un posible impacto masivo en el empleo debido al progreso tecnológico.
Un estudio de la Universidad de Oxford ha advertido que la inteligencia artificial podría sustituir entre el 50% y el 80% de los empleos en todo el mundo. Este pronóstico ha generado inquietudes sobre cómo la automatización afectará a la fuerza laboral global en los próximos años venideros.

Durante el evento “8vo Día: ¿Cómo transformará la IA la vida humana?” en la Universidad Tecnológica Nacional en Buenos Aires, Naum Kliksberg enfatizó que esta revolución tecnológica conducirá a una inminente sustitución de trabajadores. Se proyecta que la producción aumente exponencialmente, pero a costa de reemplazar a una gran parte de la población en sus puestos de trabajo, con un impacto particularmente fuerte estimado en un 65% en Argentina.

La implementación de la inteligencia artificial ha atravesado una fase inicial, y según Kliksberg, la humanidad se encuentra en una segunda etapa donde avances tecnológicos acelerarán la sustitución de empleos a una escala sin precedentes. Estos cambios podrían exacerbar la desocupación y reducir los ingresos de las personas, aumentando así la pobreza en diferentes regiones del mundo, especialmente en países de Latinoamérica entre los más afectados serían Guatemala y El Salvador.

Las soluciones propuestas hasta ahora no parecen ser efectivas. Kliksberg desestima alternativas como subsidios a desempleados, programas de apoyo o reducción de días laborables, argumentando que el surgimiento de nuevos trabajos no garantiza que estos sean realizados por humanos en lugar de inteligencia artificial.

Ante la inminente crisis de empleo, una propuesta emergente es la implementación de un ingreso básico para los ciudadanos como una forma de mantener la estabilidad económica. Kliksberg sugiere que esto podría ser la clave para contrarrestar el impacto negativo en la economía y evitar un aumento descontrolado de la pobreza y el desempleo.

Sin embargo, aunque se vislumbra esta solución, el sociólogo subraya la dificultad de regular efectivamente el avance y desarrollo de la inteligencia artificial por parte de los gobiernos a nivel mundial. Ante esta perspectiva desafiante, se requiere una búsqueda urgente de nuevas estrategias para afrontar el impacto inminente en el mercado laboral que cada día se me más afectado por el gran avance científico a nivel de la Inteligencia Artificial.

La predicción de un futuro donde la inteligencia artificial sustituye empleos es inminente. La necesidad de implementar soluciones efectivas se vuelve crítica para garantizar la estabilidad económica y social en un mundo transformado por la revolución tecnológica.
Por otro lado, el inminente avance de la inteligencia artificial y la adopción masiva de robots plantea un escenario preocupante para el mercado laboral mundial. Datos recientes, como el revelado por la OCDE, señalan que aproximadamente uno de cada diez trabajadores en España se encuentra en riesgo de perder su empleo debido a la presencia creciente de estas tecnologías disruptivas. Esta estadística, que supera la media y afecta principalmente a aquellos con menor nivel educativo, sugiere un panorama desafiante en términos de empleabilidad.

El último estudio desarrollado por las economistas Julie Lassébie y Glenda Quintini surge de la necesidad de comprender mejor el impacto económico de la innovación en el ámbito laboral. A diferencia del modelo previo, centrado en la automatización de tareas manuales mediante robots, esta nueva metodología evalúa el riesgo de desempleo derivado tanto de robots como de inteligencia artificial.

El análisis de la Federación Internacional de Robótica subraya una correlación significativa entre la densidad de robots por trabajador y las tasas de desempleo en varios países. Países como Singapur y Corea, con una alta presencia de robots por cada 10.000 trabajadores, muestran tasas de desempleo más bajas en comparación con Japón, aunque este último también cuenta con una considerable presencia robótica. España se ubica en el puesto número trece con 191 robots por cada 10.000 empleos, superando la media global europea. Además, ocupa el undécimo lugar en la instalación anual de robots industriales, liderada principalmente por China.

Estos datos reflejan la creciente influencia de la tecnología en el mercado laboral, planteando desafíos cruciales en términos de empleo y adaptación económica. La implementación acelerada de estas tecnologías podría ser un indicio de cambios estructurales en la fuerza laboral global y un llamado a la necesidad de estrategias innovadoras para mitigar posibles impactos negativos en el empleo humano, y la pregunta que debemos hacernos es ¿Qué acciones específicas están planeando los gobiernos para asegurar el sustento de sus ciudadanos que se verán afectados por la substitución de empleos humanos por robots y la adopción de inteligencia artificial en el mercado laboral?.



Agenda tu cita : Tel (203) 939 9666