Por | Jackeline Carvajal
CEO y Columnista destacada En el lente TV
09/27/2023  6:00:50 PM


El pasado sábado 23 de septiembre, la Biblioteca del Sur de Norwalk, en el estado de Connecticut, se convirtió en el escenario de una emocionante celebración en la que los colores de hermosos trajes y diversas culturas se fundieron para conmemorar el Mes de la Hispanidad. Este evento resaltó las invaluables contribuciones de la comunidad hispana en los Estados Unidos.

Es fundamental comprender que esta festividad marca un hito en la historia de los Estados Unidos. Desde el 15 de septiembre hasta el 15 de octubre, se celebra y se reflexiona sobre los logros y las raíces de la presencia hispana en este país. La celebración rinde tributo a la riqueza de la diversidad cultural que ha enriquecido a los Estados Unidos a lo largo de los años.

El origen de esta festividad se remonta a 1968, cuando el Congreso otorgó al presidente Lyndon B. Johnson la autorización para proclamar la Semana Nacional de la Herencia Hispana. A medida que el tiempo avanzó, la participación en esta celebración se amplió significativamente. En 1974, el presidente Gerald R. Ford alentó a las instituciones educativas y organizaciones de derechos humanos a involucrarse activamente en esta conmemoración. En 1988, el presidente Ronald Reagan reafirmó la importancia de reconocer a los ciudadanos estadounidenses de ascendencia hispana durante este evento.

Esta destacada celebración, arraigada en la tradición de la nación durante muchos años, ha inspirado a personas como Sherelle Harris, directora de la Biblioteca de Norwalk, y Shelly Yong, Coordinadora de Greater Norwalk Literacy Volunteers, a trabajar incansablemente para organizar eventos que honren y celebren la comunidad hispana. En esta ocasión, llevaron a cabo un conmovedor gesto para conmemorar el Mes de la Herencia Hispana en la Biblioteca de Norwalk.

Este significativo evento recibió el respaldo de Atilio Albitres y Soledad Albitres, propietarios de “Las Americas Market,” quienes brindaron patrocinio para parte del mismo. También debemos mencionar al señor José Ríos, docente de matemáticas en TURN OF RIVER en Stamford, cuya participación fue esencial. La gestión del sonido estuvo a cargo de Carlos Fallaque, responsable de supervisar los sistemas de sonido.

 

La ejecución del himno nacional estadounidense estuvo a cargo de Carlos Fallaque, seguido por el himno de la comunidad Achact y el desfile de la bandera, dirigido por Jesús Anthony Bravo. Colombia presentó la emotiva canción “Pueblito Viejo,” interpretada por la vocalista Jei Santander. Amy Pavón Carmona, de Achact, pronunció palabras de reconocimiento. Ecuador deslumbró con la danza Sanjuanito, interpretada por el Grupo Ecuatoriano. México cautivó a la audiencia con “México Lindo y Querido,” interpretado por Angelica Aguilar. Argentina conmovió a todos con el poema “Dando Gracias a Mi Tierra,” redactado y declamado por Anahi Rosini. Perú ofreció números como “El Cóndor Pasa,” a cargo de Lucero Carreño, y “Marinera Norteña,” interpretada por el Grupo de Danza Infantil Peruano. La danza “Pio Pio” fue ejecutada por Soledad Albitres, Wilfredo Arbieto y Marlube Huamaní.

Alfonso Barrientos deleitó con su actuación musical con su “Violin Carnaval.” Venezuela clausuró el evento con la actuación del renombrado conjunto venezolano Asoven Ritmo y Folklor, bajo la dirección y voz del director general Clodomiro Falcón. El grupo también incluyó a Vidal Garzón en el arpa, Engelvert Monsalve en las maracas, Deiker Torrealba en el bajo, y los hermanos Yeraldine Tanus y Angel Tanus en la danza. Interpretaron temas internacionalmente conocidos como “Caballo Viejo” y “El Gavilán,” concluyendo con la afamada canción “Alma Llanera.”

La celebración contó con la ilustre presencia del alcalde Harry Rilling y la primera dama Lucia Rilling, así como del Subjefe de policía de la Ciudad de Norwalk, el señor Joseph Dinho, quien mostró un gran entusiasmo al acompañar a la comunidad junto a otros dos oficiales de origen hispano.
Uno de los momentos más destacados fue la impresionante exhibición de atuendos coloridos que resaltaron la riqueza cultural y artesanal de cada país representado, en la que el público y la policía municipal participaron con entusiasmo en los bailes tradicionales de cada región. Además, se rindieron merecidos homenajes a la labor realizada por varios miembros de la comunidad hispana en este lugar excepcional, quienes sin lugar a dudas siguen prosperando y contribuyendo al crecimiento tanto de esta ciudad como de todo Estados Unidos.

La celebración del Mes de la Hispanidad en Norwalk, CT, fue un vibrante testimonio de la diversidad cultural y del inestimable legado que la comunidad hispana aporta a esta gran nación. Fue una jornada colmada de orgullo, compartiendo nuestras tradiciones y un vivo recordatorio de la riqueza que la multiculturalidad aporta a nuestra sociedad.



Agenda tu cita : Tel (203) 939 9666